Alergias

¿Cuándo sospechar que se trata de una alergia?

Aquí se indican algunas pistas que podrían llevarle a sospechar que su hijo podría tener una alergia:

• Síntomas repetidos o crónicos parecidos al resfriado que duran más de una o dos semanas o se presentan más o menos en la misma temporada cada año. Podrían incluir goteo nasal (rinorrea), congestión nasal, estornudos, carraspera y ojos llorosos con comezón tanto de nariz y ojos.

• La recurrencia de síntomas como tos, dificultad en respirar, silbido al respirar (sibilancias), opresión en pecho, respiración difícil y otros síntomas respiratorios pueden indicar asma. La tos puede ser un síntoma aislado, síntomas que se incrementan en la noche o cuando se hace ejercicio podrían indicar la presencia de asma.

• Salpullido recurrente, rojo, seco, a veces escamoso que provoca comezón en los pliegues de codos y/o rodillas, o en la parte posterior del cuello, en las nalgas, muñecas o tobillos.

• Los síntomas pueden presentarse repetidamente después de comer un alimento en particular y pueden incluir ronchas, hinchazón, ascos, tos o sibilancias, vómito o dolor abdominal importante.

• Sensación de picazón u hormigueo en la boca, garganta y/u orejas durante ciertas temporadas del año o después de comer ciertos alimentos.

 

ALÉRGENOS COMUNES EN EL HOGAR

• Ácaros del polvo (los ácaros del polvo son microscópicos y se encuentran en la ropa de cama, los muebles tapizados y las alfombras, así como en otros lugares)

• Alérgenos del pelaje de animales (perro, gato, conejillo de Indias [cobaya], jerbo, conejo, etc.)

• Alérgenos de plagas (cucarachas, ratones y ratas)

• Polen (árboles, pastizales y malas hierbas)

• Hongos (incluyendo mohos demasiado pequeños para poderse ver a simple vista)  

• Alimentos (leche de vaca, huevos, cacahuates, piñones, frutos secos, soya, trigo, pescado y mariscos)

Whatsapp_37229.png